Consejos para disfrutar las vacaciones de verano en Brasil.

A la hora de viajar puede ser difícil estar al tanto de todos los elementos necesarios y poder coordinar todo en tiempo y forma, por eso siempre se aconseja planear el viaje y las actividades con la mayor antelación posible. Si bien el elemento de aventura es necesario para disfrutar de unas vacaciones propiamente dichas, es importante tener en cuenta que al estar en una región desconocida puede ser difícil guiarse entre las diferentes situaciones que pueden darse.

En cuanto a las aerolíneas, es muy importante siempre que se trata con viajes aéreos, sobre todo de un país al otro llegar a el aeropuerto con antelación, ya que si bien los vuelos no son ajenos a el flagelo de los retrasos puede suceder que al salir de manera puntual y si hubiera algún problema con las propias valijas o algún imprevisto haya complicaciones. No es inaudito perderse un vuelo y los aeropuertos están llenos todos los días de personas que no pudieron llegar a su vuelo, quedando varadas en su lugar de partida arruinando así una buena parte de las vacaciones.

Los hoteles suelen tener personal especializado para contactar a los hospedantes y mantenerlos informados sobre los horarios y servicios del mismo, incluyendo sus limitaciones. Por eso a la hora de registrarse lo primero que hay que hacer es pedir toda la información de contacto que nos pueda ayudar a solucionar las dudas que puedan surgir a lo largo del viaje. Los hoteles que tienen servicio all inclusive suelen ser más permisivos en cuanto a los horarios y los servicios a los que se puede acceder, pero all inclusive tampoco significa que todo es gratis. Se aconseja prestar especial atención a este detalle.

Según la guía de turismo que difundió el año corriente el EMRATUR, el organismo de turismo de Brasil, será necesario que la documentación y el pasaporte se encuentren en buenas condiciones, así que cuidado con el agua y la arena antes de llegar al hotel, puede ocasionar problemas serios en cuanto a la documentación.

En el caso de tener un problema con los servicios que se fueron reservados, ya sea con los hoteles, alguna de las atracciones o un producto adquirido dentro de la región el organismo que se deberá contactar es el PROCON (órgano de defensa del consumidor). Del cual hay oficinas en todos los destinos turísticos de Brasil.

En general se aconseja prestar atención y en caso de ignorar las normas vigentes preguntar a las personas con autoridad a las que se pueda tener acceso, en todo caso, al menos en el escritorio de información del hotel. Buen viaje.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *